El valor de las retrospectivas


Retrospectiva

Una retrospectiva es una reunión que se realiza al finalizar una etapa de un proyecto o proceso. En ella se debate sobre qué cosas fueron exitosas en el periodo, cuales se pueden mejorar, y como incorporar los éxitos y las mejoras en las futuras iteraciones Las retrospectivas son reuniones típicas dentro de los equipos que aplican estándares ágiles, pero son perfectamente aplicables a proyectos que utilizan todo tipo de prácticas y metodologías, y también para áreas operativas.

A diferencia de otros enfoques, que dilatan las instancias de revisión y detección de oportunidades de mejora para el final, la retrospectiva se realiza con una frecuencia constante, en periodos cortos de tiempo, acompañando los ciclos o iteraciones de desarrollo.

¿Para qué realizar una retrospectiva?

El objetivo principal de su realización es lograr la mejora continua como equipo, amplificar el aprendizaje grupal, mejorar la relación entre los miembros del equipo e identificar y realizar ajustes en la forma de trabajo. Como las retrospectivas se van realizando en forma continua a lo largo del proyecto, esto nos da la oportunidad de aplicar las mejoras en el proyecto en curso.

Etapas de la retrospectiva

Las retrospectivas suelen estar caracterizada por varias etapas o momentos:

  • Seteo inicial: Es el momento de la apertura de la retrospectiva. Lo que se intenta es generar el ambiente adecuado para la apertura de las personas, y el intercambio fructífero de ideas de ideas. Lo que intentamos en el seteo es propiciar un contexto adecuado para el resto del encuentro..
  • Relevamiento de información: En esta etapa lo que se busca es recopilar información que permita evaluar aquellas prácticas que fueran efectivas, y aquellas que pueden ser mejoradas. En lo posible, se trata de tener información cuantitativa, para lograr una práctica basada en la evidencia. Pero también es apropiado incorporar opiniones, emociones y sensaciones, con la recomendación de dejar en claro que son precisamente eso: opiniones, no hechos.
  • Generación de insights: Una vez obtenida la información, trabajamos analizando la información recopilada para encontrar patrones recurrentes, y hacemos hipótesis respecto a porque se obtuvieron los resultados que se obtuvieron. Una técnica que se puede aplicar acá es el análisis causa-raíz, diagrama tornado, brainstorming, etc.
  • Decidir qué hacer: Una vez identificadas las causas, el equipo define qué acciones llevará adelante para incrementar los resultados positivos y reducir los negativos. También es el momento donde definir ideas a probar en las siguientes iteraciones. Es decir, plantear hipótesis y ponerlas a prueba evaluando luego los resultados.
  • Cierre: Para finalizar la retrospectiva, se hace una revisión del proceso: que cosas funcionaron y que cosas no, que aprendizajes se obtuvieron, que cambiaríamos en futuras reuniones. Muchas veces, también se deja un espacio para la apreciación: poder identificar y mencionar las cosas que apreciamos de otros miembros del equipo.

Dinámicas en las retrospectivas

Algo típico de las retrospectivas es realizar dinámicas o pequeños juegos para facilitar cada una de estas etapas. De este modo la interacción de los miembros del equipo se enriquece al aplicar creatividad y variedad a al proceso. Esto suele ser muy efectivo, ya que mantiene a la gente activa, motivada, y enfocada en el proceso de revisión de mejoras.

AutorIng. Ezequiel Kahan – Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción sin el expreso consentimiento del autor.
Si te interesa la nota y queres recibir más similares, suscribite a nuestro newsletter dando click acá. Nos interesa tu feedback!
Share